Visión: cómo prepararse para lo desconocido

Business Agility Vision

Cuando no se puede predecir el futuro, ¿cómo pueden soportar sus inversiones en tecnología su visión estratégica a largo plazo sin limitarla? La visión significa prepararse para lo desconocido, con un software de empresa ágil diseñado para el cambio.

¿Está su software preparado para afrontar lo inesperado?

Nuevos mercados, clientes, productos, competidores y formas de trabajar. Más que nunca, es necesario que las empresas hagan una planificación para un futuro muy diferente y más cambiante. Planificar para lo desconocido significa estar abierto a las posibilidades de unos mercados y una cultura empresarial cambiantes, y estar preparado para aprovechar al máximo las nuevas oportunidades.

Ésta es la razón por la que creemos que la visión es una de las bases de la agilidad del negocio: la visión para elegir y desplegar unas herramientas de software adaptables cuando las necesita, sin dificultades.

Visión en 60 Segundos

Visión: capacidad de prepararse para lo desconocido y de mantener a su empresa lo suficientemente ágil para responder tanto a las oportunidades y como desafíos. Vea en 60 segundos los retos clave para las inversiones en software de empresa.

IFS Business Agility: Vision in 60 seconds

La visión en profundidad

La agilidad comienza con una visión de dónde están las nuevas oportunidades a largo plazo, sabiendo cómo proceder y cómo prepararse para ellas.

Con demasiada frecuencia el software de empresa limita sus opciones. Pero su software central debería soportar el cambio estratégico a largo plazo, la rápida evolución del mercado, los cambios en la demanda de los clientes y las nuevas formas de desarrollar el negocio. De hecho, el alineamiento entre la estrategia de la empresa y las inversiones en tecnología debería ser uno de los elementos más sólidos de su compañía.

¿Cuáles son los mayores retos que deben afrontar sus inversiones en tecnología de la empresa a largo plazo?

Prepararse para lo desconocido

La cuestión no es que los negocios actuales estén preparados para el mañana. La cuestión es que estén preparados para desenvolverse en un futuro cada vez más impredecible. Son esenciales unas inversiones en infraestructura y una estrategia y procesos elásticos.

La tecnología de la empresa no debería dictar una línea de evolución rígida hacia un objetivo predeterminado, o implicar el pago de unas capacidades redundantes para cubrir escenarios que es posible que no se produzcan nunca. Desafortunadamente, con frecuencia eso es exactamente lo que hace la tecnología de la empresa. Una tecnología modular - diseñada para incorporar fácilmente nuevas capacidades o funciones - evita este problema. La modularidad permite a las organizaciones añadir fácilmente nuevas funcionalidades para dirigirse a nuevos mercados e incorporar nuevos productos y nuevos procesos cuando sea necesario. Esto podría ayudar a una empresa a aprovechar rápidamente una oportunidad en el mercado, integrar una compañía después de su adquisición o adaptarse a nuevos servicios o modelos de ingresos.

Materializar el valor de las inversiones con rapidez

Las implantaciones de software de empresa dilatadas en el tiempo impiden el crecimiento y hacen que la tecnología sea un factor determinante en la visión del negocio, en lugar de ayudar a definirla.

De nuevo, una tecnología modular es la respuesta. Con la incorporación de elementos específicos en el momento que sean necesarios, las inversiones en tecnología pueden apoyar la evolución de la visión del negocio, ejecutándose en paralelo, adaptándose a las nuevas necesidades y tendencias y aportando valor.

Aprovechar las habilidades y conocimientos

Hay información en la organización a la que no puede acceder la tecnología. Y en actividades técnicas y complejas, el conocimiento es uno de los activos más importantes de la organización.

Un reto clave es convertir las habilidades, conocimientos e ideas del capital humano individual en un capital estructural que se pueda aplicar en todo el negocio.

La tecnología debe facilitar la transferencia del conocimiento. Bien proporcionando el acceso a una base de datos central donde se almacena la información de ingeniería y se muestran los datos de pedidos y órdenes de trabajo, los manuales de los diferentes activos o los escenarios de reparación, o un único sistema para realizar el seguimiento de las dependencias de los proyectos, el software adecuado puede asegurar que no se pierda uno de los mayores activos de la organización - el conocimiento - cuando los empleados dejan la empresa o se producen cambios estructurales.

Relaciones con los clientes y suministradores

La creciente digitalización de nuestra vida cotidiana ha cambiado la forma en que los consumidores piensan, actúan y se comprometen con una organización. Las líneas de negocio basadas en proyectos y en activos están sometidas a una presión real para transformar el modo en que facilitan sus servicios e interactúan con los clientes, suministradores y colaboradores.

Un acceso rápido a la información sobre estas relaciones sólo es posible con sistemas que puedan gestionar y presentar una vista de toda la cadena de interacciones, desde las ventas a las compras y las actividades de soporte en curso.

Nuevas prácticas y culturas de trabajo

Un personal y una cultura adaptables son esenciales para permitir que las organizaciones trabajen de acuerdo con una visión estratégica que está cambiando constantemente.

Para capitalizar estos cambios para crear una ventaja de negocio, las organizaciones deben tener implantados los sistemas, procesos y cultura que faciliten la transformación en la forma y en el momento en que se produzca. Ésta puede ser una pequeña transformación como automatizar tareas para los trabajadores de operaciones, o bien cambios de mayor amplitud, como adoptar nuevas políticas tecnológicas como que el personal traiga sus propios dispositivos, impulsadas por la nueva generación de empleados.

Vea más información sobre cómo materializar la visión cuando se afrontan estos retos de agilidad en nuestro White paper: Planificación para el cambio.

Imerys

In order to stay ahead of, and take advantage of, rapidly changing industry trends, Imerys has recently upgraded its IFS business solution.

IFS Agility in Action

Planificar para el cambio: cinco retos de agilidad para las inversiones de software de empresa

En un entorno de negocio volátil, ¿cómo puede asegurar su compañía que sus inversiones en tecnología soportan sus necesidades actuales y las de un mañana desconocido?

Descárguese el White paper: Planificar para el cambio

Documento: ¿Cómo ayuda el software de IFS a las organizaciones a prepararse para un futuro desconocido?

Modular desde sus inicios, IFS Applications se ha diseñado para incorporar nuevas capacidades con rapidez. Esto significa que puede hacer cambios estructurales en profundidad tan pronto como lo requiera el mercado y su estrategia de negocio, sin pausas ni demoras.

Descárguese el White paper

Software and the future of business agility

Discover how flexible enterprise software can give you true business agility and let you thrive now and in the future.

Read our white paper

¿Por qué es importante la agilidad?

La agilidad del negocio es crucial, pero ¿de dónde procede la agilidad, y qué se debería hacer con ella?

Pequeñas cosas pueden tener grandes consecuencias

Vea cómo una secuencia de eventos no programados puede afectar incluso a la planificación mejor diseñada.